jueves, julio 06, 2006

Año 01 - Día 01

Craken se ha marchado.
Se ha tomado unas vacaciones para recorrer el mundo y olvidarse de todo: del trabajo, de la rutina, de los horarios...

Craken se fué... pero yo me he quedado aquí.
Soy su sombra. Para el que no lo sepa, cuando uno abandona una casa para no volver jamás debe asegurarse de dejarla completamente a oscuras antes de cerrar la puerta por última vez. De no hacerlo se corre el riesgo de que tu sombra, o tu reflejo, queden atrapados allí entre las paredes, en el suelo, en un espejo...
Tal vez te haya pasado y no te hayas dado cuenta. Hay quienes nunca llegarán a sentir esa falta y hay quien se da cuenta -aunque sin entender el por qué- de que ha perdido algún recuerdo, olvidado alguna vivencia, que le ha abandonado la suerte, la alegría o la tristeza,...

Craken descuidó ese aspecto, y lo cierto es que por error, o guiado por algún capricho del destino, dejó atrás una luz que proyectó su figura junto a la puerta. Cuando cruzó por última vez aquella línea imaginaria me dió la vida. Primero fui sólo una mancha borrosa que luchaba por encontrar una imagen o un cuerpo que me permitiese tomar forma, conseguir la apariencia de alguien real. Afortunadamente aquella luz artificial me permitió sobrevivir a la noche, que inunda y engulle todo a su paso con su manto de negra oscuridad. Al día siguiente encontré junto a una pared la foto del Tío de Craken y su perro. Hubiese preferido encarnarme en algo más esbelto, o más estilizado... pero sabía que en cualquier momento alguien podría cortar la luz, o fundirse la bombilla. No podía salir de aquella habitación porque como sombra que era hubiese quedado disuelto entre otras sombras allí donde la luz llegase ténue y sin posibilidad de atravesar aquellas zonas donde no llegase la radiación lumínica.

Esta es mi presentación. Fui sombra de Craken y ahora quiero vivir por mi mismo aquello que antes sólo veía difuso y borroso desde la penumbra de mi existencia.
Lo primero que haré será hacerle una visita al Tío de Craken. He de trasmitirle mi felicidad y agradecerle mi existencia. Sin embargo también seré el portador de la voluntad de su destino. Sólo puede haber uno. Posiblemente me quede con su perro.

4 Comments:

At 3:04 p. m., Blogger Rita Peich said...

LA SOMBRA DEL CIPRÉS ES ALARGADA ... pero y la de Craken??? Cuidado, Sombra, Craken se fue pero dejó aquí unos cuentos amigos (sobre todo amigAs) que no están dispuestos a que mancilles o dañes su recuerdo) ... de modo que si no llevas intenciones, te las verás conmigo :-)

Pobre perro, porque no te "reencarnas" en él y nos cuentas las visicitudes del mundo canino? Te puedes quedar con el tío de Craken de mascota

Willkommen de todas maneras, por si acaso

 
At 8:16 p. m., Blogger Sombra de Craken said...

Por tu foto diría que eres una sombra, como yo, ... o como fui yo.
Libérate de una vez, verás que divertido.

 
At 9:42 p. m., Anonymous Anónimo said...

Te quedas con el perro ¿te vas a quedar con la barriga de tu tío?
Besos Chapi

 
At 7:03 a. m., Anonymous Yomisma said...

De acuerdo con Rita, te estaremos vigilando Sombra...

Craken nos ha dado mucho desde este blog, así que espero que estés a su altura!!

No olvidaremos a Craken, así que tienes curro para rato si quieres embaucarnos como lo hizo él.

Un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home